Pocket

Imagen relacionada

Sexualidad Tántrica

El sexo tántrico, tiene una característica muy particular y es que no solo se centra en la partes genitales, sino en todo el cuerpo, enfocando la energía sexual del individuo para alcanzar así la plenitud sexual y espiritual, se considera en hombres que eyacular una vez al mes es lo ideal para no perder energía. Para quienes lo practican, lo importante es crear una conexión con la pareja, y no un simple contacto físico.

Es importante que siempre se tenga en cuenta que practicar el sexo consiente refleja tener una vida más productiva, sana y si se trata con la misma persona, podrías experimentar cosas que te puedan permitir superar algunos miedos, barreras y desconfianza de encuentros que son menos exitosos justamente porque no se conocen.

La energía sexual bien canalizada puede sanar, pues repara creencias limitantes que tienes sobre ti mismo, como la no aceptación de tu cuerpo, inseguridades, falta de amor propio, etc. Principalmente se debe a que si haces el amor con personas que te valoran, se genera un vínculo de confianza, cariño, amor, respeto,  y esto se convierte en seguridad, vitalidad, salud y mucho bienestar.

El sexo tántrico tiene como fin trascender espiritualmente y eso no puedes lograrlo con un encuentro casual y esporádico. En cambio, aquí juega un papel fundamental la fidelidad, tal como lo expone Jürgen Klaric, si esa descarga energética la haces con la misma mujer, ella te devuelve esa energía a manera de gratitud y alegría, convirtiéndose en un apoyo fundamental en tu vida, siendo esa “gran mujer detrás de ese gran hombre”.

Sexo sin tabúes

El Tantra manifiesta que para disfrutar una vida sexual más placentera  se debe aceptar a uno mismo tal como es y  así mismo a los demás. y esto ocurre en el sexo, se debe ser consientes de las virtudes y defectos y lograr conectar profundamente nuestros sentidos para lograr alcanzar el equilibrio y el máximo placer dejando atrás todas las barreras y pensamientos negativos que se pueden tener a la hora de tener sexo con tu pareja o con alguna persona en especial.

Dicho esto hay que recordar que la meta del sexo tántrico no es la eyaculación o el orgasmo, sino potenciar los sentidos mediante besos, caricias y miradas para que fluya la energía sexual, dejando atrás los tabúes y, sobre todo, las prisas.

Contener la eyaculación

Cuando se habla de sexo tántrico lo primero que nos viene a la cabeza es la contención de la eyaculación o lo que muchos llaman ‘eyaculación interior’. Para esto hay diferentes técnicas de control del músculo pubocoxígeo, situado en el suelo de la pelvis, como los ejercicios de Kegel. Una forma de controlar y fortalecer esa musculatura es tomando aire, contener la respiración y contraer esa zona, antes de expulsar el aire. Antes del coito, se emplea la masturbación. Según los expertos en sexo tántrico, hay que parar poco antes de llegar al punto de no retorno, así baja la excitación y no se llega a eyacular. Esto se puede hacer varias veces.

En la estimulación del pene, cuando se acerca al punto de no retorno, en lugar de parar la estimulación se aguanta la respiración y se aprieta la citada musculatura. De este modo se llega al orgasmo sin eyacular.

 

Para más información visítenos en nuestras redes sociales o comunícate con nosotros

https://www.instagram.com/tantraencolombiabyzarahyroman/?hl=es-la 

https://www.facebook.com/ZarahyRomanTantraenColombiayLatam/ 

   Resultado de imagen para icono de whatsapp Whatsapp: 3127134903 – 3172299558  

Category
Tags

No responses yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat