Pocket

 

 

 

Bien dicen por ahí que el órgano más importante a la hora del sexo es el cerebro. 

Y es que el cerebro es el centro de todas nuestras emociones y pensamientos. También es una central compleja en donde funcionan  neurotransmisores y sistemas neuroendócrinos que son responsables, entre otras cosas, de nuestros deseos y respuestas sexuales, como por ejemplo cuando el cerebro transmite señales que inician esa cascada de sensaciones que conducen a la excitación genital.

De acuerdo con la psicóloga clínica Sheryl A. Kingsburg “cuando se trata de las mujeres y el sexo, lo que sentimos acerca de nosotras mismas, de nuestras vidas, nuestras pareja y nuestras relaciones generalmente se relaciona mucho más con nuestras sensaciones que con lo que sentimos simplemente teniendo sexo”.

La especialista asegura que a diferencia de los hombres -que con sólo pensar en sexo pueden tener una erección- “la excitación en algunas mujeres (como la humedad vaginal) comienza tiempo después de que inicia el acto sexual”.

Esto quiere decir que alcanzar un orgasmo mental si es posible, pero ¿cómo?

La sexóloga y autora del libro ‘Ecstasy Is Necessary: A Practical Guide’ (El éxtasis es necesario: una guía práctica), Barbara Carrellas, desarrolló una técnica de autoestimación que permite practicar sexo mental o neurosexo.

Una experiencia única te espera. Neurociencia y Erotismo 

Carrellas, quien también se desempeña como coach sexual, en a llegar al clímax a través de ejercicios respiratorios y movimientos pélvicos.

Por su parte, el neurocientífico Barry Komusaruk, también ha estudiado los orgasmos femeninos y ha investigado el cerebro de las mujeres cuando alcanzar el clímax con el fin de comprender los mecanismos que el estado de éxtasis.

De acuerdo con estos dos investigadores, estas son algunas de las recomendaciones para alcanzar orgasmos mentales y disfrutar de la sexualidad al máximo.

1. Relaja y abre tu mente para el placer sexual sin contacto físico.

2. Déjate llevar y disfruta de los pensamientos y las fantasías eróticas. Por un momento olvídate de las preocupaciones.

3. Es importante que pienses en los orgasmos y conectes tu cuerpo con los recuerdos para que te vayas excitando poco a poco como si estuvieras haciendo el amor con tu pareja.

4. Pon atención en tu cuerpo, tu respiración y tus movimientos.

5. Una vez que estés ligeramente excitada incorpora recuerdos pasionales o crea algunas fantasías sexuales.

6. Ejercítate y practica constantemente, ya que las primeras veces será difícil alcanzar el máximo placer. Con el tiempo los resultados mejorarán.

Una

Te invitamos a una experiencia de Placer en Cali


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat